26 octubre 2012

#26. IRLANDA de Espido Freire


IRLANDA encarna el debut de Espido como escritora en 1998. La historia se presenta como una novela en la que la belleza, la crueldad y presentimientos recrean un atmósfera inquietante e irresistible y, la verdad, no puedo estar más de acuerdo.



«Irlanda es una novelita perversa»
                         Espido Freire


Me animé a arroparme con esta prenda por lo cortita que era y porque todo parecía indicar que en esas escasas páginas se tejía una historia que no me iba a dejar indiferente.

Su comienzo es tranquilo y a la vez dramático: Natalia, protagonista y narradora, pierde a una de sus hermanas y es enviada a pasar el verano con sus primos. ¡Ay, Natalia! Leer de sus labios sus temores, sus angustias, sus sentimientos... conocer de su boca la situación en casa, cómo vive el entorno los fatídicos acontecimientos... te mueve el corazón inevitablemente. Nuestra protagonista despierta ternura, compasión y unas ansias irremediables de tenderle la mano; pero... como buena narradora infidente, también engaña a quienes estamos al otro lado. Sí, engaña, probablemente sin malicia y como consecuencia de verse incapaz de asumir... de manejar... de integrar la cruda realidad que ha vivido y vive.


Sí, el comienzo es muy tranquilo, tal vez demasiado, pero poco a poco el tejido se va complicando cuando entra en escena Irlanda, la prima de Natalia. Irlanda irrumpe en el bordado de forma arrebatadora, encarnando la perfección y la malicia. Controladora e interesada, logra todo lo que propone cuando se trata de manipular a los demás en su propio beneficio y, para ello, juega sucio y si tiene que mentir... ¡pues también miente! Aunque los fines de sus embustes distan mucho de ser los mismos que los de Natalia.
Y así, van transcurriendo las puntadas mientras tú piensas que estás ante una historia de verano como cualquier otra. ¿Cuántos de nosotros no hemos pasado los meses estivales con nuestros familiares en la casa del pueblo?, ¿cuántos de nosotros no hemos tenido que enfrentarnos a alguien que nos hacía la vida imposible?, ¿cuántos de nosotros no nos hemos sentido alguna vez desplazados o menospreciados?... Sí, todo era bastante común a la vez que diferente gracias al toque personal y diferenciador de la aguja de Espido y su capacidad para crear ambientes... no sé... ¿ajenos a la par que comunes? IRLANDA esta llena de simbolismo, a veces excesivo, llenando de irrealidad los escenarios que en un principio no tendrían porqué tener nada de especial.

Y así, avanzando y avanzando, y preguntándote qué pasará con Natalia... ¡Ay, costureros míos! los últimos hilvanes romperán la monotonía sin miramientos, obligarán a tus ojos a olvidar la monocromía anterior cegándote con un tono nuevo que te dejará con la boca abierta y te hará replantearte todas las reflexiones surgidas hasta entonces bajo esta manta.

En mi opinión, el final de IRLANDA es lo mejor de la novela por todo lo que me dio que pensar: las infancias llenas de tormento, la dureza de la soledad, el daño psicológico de la enfermedad, las divagaciones de nuestra mente cuando el dolor nos embarga, los misterios de la naturaleza humana...

IRLANDA es una lectura diferente que a muchos no agradará por su exceso de simbolismo y su escasa acción, pero que a mí me ha gustado en su giro final y, sobre todo, por todo lo que me ha hecho pensar.






«Mientras me sentaba por segunda vez a la mesa se me coló un sentimiento nuevo, una punta inquietante que traté de apartar. Un nudo corredizo en el estómago me traía una sensación extraña y conmovedora, la sensación de que la vida no era antes así, de que había algo que debía recuperar, algo que se me escapaba sin sentirlo, a un ritmo desesperadamente lento. Entonces volví la cabeza y me encontré, tras el tablero de ajedrez, con mis primos y sus amigos. Así comenzó el verano»

«Yo pensaba que los mayores siempre tendrían razón, y que resultaba terriblemente lento y doloroso crecer, pero Irlanda se inclinaba sobre la cama con tanta gracia que no quedaba más remedio que comprobar que había crecido. Y era duro sentir que de algún modo eso me hacía crecer también a mí»

«A la luz del día las cosas recuperaban su ser, y quedaba poco espacio para otra cosa que no fuera la sospecha. El sueño perdía el polvillo de las alas, y sólo los que vivían entre tierra y telarañas continuaban su descanso»

«Entonces la seguridad se fue por donde había llegado y me cubrió un manto rojo. Deseé que mis manos tuviesen la fuerza de los chicos para romper mi vida y hacerla polvo»

«No había finales felices, no había bailes con príncipes misteriosos de mirada de agua calmada y mi sueño, como el de Sagrario, no se acabaría jamás. Todo se derrumbaba porque los cimientos eran falsos y era inútil refugiarse en nostalgias, porque el tiempo no regresaba jamás pese a que la esfera del reloj fuera redonda. El mundo, el miedo, se extendían bajo la ventana como ni nuevo reino.
No me querían, pero me dejaban con vida, ellos, que tenían el poder de romperme. Comprendí entonces la indiferencia total del mundo»

IRLANDA
Espido Freire


8 comentarios:

  1. Tiene buena pinta, pero no es el tipo de lectura que a mí me suele interesar. Prefiero otros géneros. Gran reseña.

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Shaka, por leerla y por dejar tu opinión =D
      Un besito

      Eliminar
  2. Le tenía echado el ojo desde hace tiempo. Sobre todo por la cubierta y por la autora, pero ahora también por lo de dentro :P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaré encantadísima de conocer tus impresiones si te animas a leerlo Alba!
      Un besito

      Eliminar
  3. Hola guapi! había visto este libro por la librería alguna que otra vez, pero nunca me paré a echarle un vistazo ^^
    Por lo que nos cuentas la historia tiene pinta de ser muy interesante. Pero no me termina de llamar, así que por ahora lo dejaré pasar.
    Eso sí, Irlanda, la prima, me ha llamado la atención como personaje ^^
    ¡Una reseña genial guapi!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bufff Loida!! la prima es mucha prima!!!
      Es un tipo de lectura muy peculiar, comprendo que no a todo el mundo le llame.
      Muchísimas gracias Loida!!
      Un besito

      Eliminar
  4. Hola he descubierto tu blog, me gusta y me quedo por aquí ^^, en cuanto al libro justamente es uno de mis tres o cuatro deseos actuales, no lo niego soy una fetichista de las portadas y esta me gustó muchísimo me llamó en cuanto la vi. Espero que el contenido si me hago con ella no me defraude, de momento la ambientación me gusta. Besos. Te invito a conocer mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Todos mis libros! Bienvenida a mi rinconcito, considérate en tu casa.
      Sí, la verdad es que la portada es preciosa. ¿El contenido? como digo es una lectura diferente pero a mí me ha gustado.
      Un besito y... ¡me paso por tu blog!

      Eliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)

DISFRUTÉ DEL CALOR...