19 noviembre 2014

#73 EL BAILE de Irene Nemirovsky

96 páginas
Instalados en un lujoso piso de París, los Kampf poseen todo lo que el dinero puede comprar, excepto lo más difícil: el reconocimiento de la alta sociedad francesa. Así pues, con el propósito de obtener el codiciado premio, preparan un gran baile para doscientos invitados, un magno acontecimiento social que para el señor y la señora Kampf supondrá, respectivamente, una excelente inversión y la soñada apoteosis mundana. Pero en casa de los Kampf no todos comparten el mismo entusiasmo. Herida en su orgullo por la prohibición materna de asistir al ágape, Antoinette, de catorce años, observa con amargura los agitados preparativos del baile y siente que ha llegado la ocasión de enfrentarse a su madre, afirmarse a sí misma y realizar su propia entrada en la edad adulta. Con un breve gesto, tan impulsivo como espontáneo, provoca una situación absurda que culminará en un final dramático y revelador.




Cuando Ana, Meg y Marilú  nos propusieron a comienzos de año el reto de leer durante el mismo obras de mujeres brillantes y destacadas dentro del mundo literario, el reto de acercarnos durante todo el 2014 a escritoras únicas; elegí a Virginia Woolf y a Patricia Highsmith como compañeras de viaje más que nada porque siempre las había tenido en el punto de mira. Pero oye, según nos fueron acercando la biografía de cada una de ellas... más maravillaba me hallaba y más atraída por otros nombres. Muchas fueron mujeres transgresoras en su época y otras sufrieron las fatalidades de las guerras con las que fueron contemporáneas, este es el caso de Irene Nemirovsky: la II Guerra Mundial marcó fatalmente el destino de esta aguja. Judía convertida al catolicismo, falleció en Auschwitz en 1942.


Fuente

Así que decidí tantearla con una prenda de entretiempo, de estas que por sus características son una excelente transición entre dos más consistentes. El baile es una novelita corta que se devora en una sentada. Sencilla, fluida, con un buen equilibrio entre diálogos y descripciones. Una historia que, creo, posee mayor trasfondo del que a primera vista puede parecer.

10 noviembre 2014

#72 MI HERMANA VIVE SOBRE LA REPISA DE LA CHIMENEA de Annabel Pitcher

Editorial Siruela
232 páginas
 Esta historia de la lucha de un niño por recuperar a su familia desgarra y conmueve, pero está también llena de humor y esperanza. La voz de Jamie tiene tanta fuerza que uno no puede evitar ponerse de su parte y ver el mundo a través de sus ojos.

Han pasado cinco años desde que Rose murió en un atentado terrorista islámico en el centro de Londres. Su hermano Jamie, de diez años, no ha podido llorar todavía, aunque sabe que debería hacerlo porque toda su familia lo hizo. Las cosas no van nada bien desde entonces: su padre bebe cada vez más, su madre los ha abandonado, Jasmine, la gemela de Rose, ha dejado de comer y Jamie tiene muchas preguntas que nadie le responde. Pero un día un anuncio de televisión le hace soñar con que todo vuelva a ser como antes… 
 
«Está contado con tanta ternura y humor que no he dejado de recomendarlo desde que lo he leído.»
J. Cremades, El Mundo

«Es conmovedora hasta extremos que no puedo explicar.»                                  
M. Rivera de la Cruz

«La voz de este niño atrapa.» 
M.ª J. Obiol, El País

«Impresionante debut.»
The Bookseller

«Cautiva tanto a jóvenes como a adultos.»    
S. Hernández, La Vanguardia



Duelo. Quien más y quien menos desgraciada e inevitablemente conoce su significado emocionalmente hablando. En mi opinión, hay tantos duelos como personas que lo padezcan, tantas maneras de sufrirlo como almas que traten de sobrellevarlo. Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea es la historia de un duelo o, mejor dicho, de todos y cada uno de los duelos que puede llegar a desencadenar una pérdida.

03 noviembre 2014

Y de repente un "te quiero"

¡Hola tejedores!

Mientras los hilos de otra reseña terminan de entretejerse, esta semana vengo con una de mis labores.

Si os animáis a arroparos con ella, muchísimas gracias por vuestro tiempo porque ese... ese no tiene precio.

La imagen os llevará a ese lugar donde se mis locuras hacen piña,
a ese cuaderno lleno de desvaríos ;-)




Amigo invisible navideño



Muchísimas gracias por leerme
Muchísimas gracias por estar ahí