30 diciembre 2014

#75 NADA de Carmen Laforet

NADA
Carmen Laforet
Editorial Destino
304 páginas

Andrea llega a Barcelona para estudiar Letras. Sus ilusiones chocan, inmediatamente, con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en casa de su abuela. Andrea relata el contraste entre este sórdido microcosmos familiar poblado de seres extraños y apasionantes y la frágil cordialidad de sus relaciones universitarias, centradas en la bella y luminosa Ena. Finalmente los dos mundos convergen en un diálogo dramático. Comparada por la crítica con Cumbres borrascosas, Nada destaca tanto por su prosa fresca y directa como por la extraordinaria sensibilidad en la recreación de una voz femenina. Cuando el libro acaba, el lector tiene la seguridad de poder encontrar, al volver la esquina, a una muchacha pálida y triste, con toda la fuerza de su juventud condensada en el mirar. Es Andrea, absorta, queriendo algo, sin saber qué. Como el resto de los protagonistas, ha nacido a la vida real por un prodigio de la creación artística. 
  
La guerra, devastadora es su llama al igual que lo son las cenizas que deja. Las bombas sesgan vidas y hacen aflorar miserias en el solar material y espiritual que dejan a su paso. Cuando una prenda promete regalarme el frío, más que el calor, de una historia de este tipo, suelo aceptarla (y si hablamos de la Guerra Civil Española, mas atraída me siento aún por ser un pedacito de mi pueblo) aún sabiendo que seguramente sufra. Es por ello que cuando Marilú en su Cuentalibros, sorteó este título con el fin de dar difusión a la iniciativa malagueña de Más libros libres, no dudé en participar y conseguí gracias a un golpe de suerte que ese librito llegara a casa ^^ (no se trata de la edición que recojo en esta reseña, estoy pasando las fiestas en mi tierra y no dispongo del libro exacto para hacerle una fotito).

28 diciembre 2014

¡FELICES FIESTAS!

 
Ainssss... Este año me ha pillado el toro, pero no puedo dejar estos días sin desearos lo mejor.
 
 
 
Nunca dejéis de tejer sueños con los que abrigaros de las tempestades de la vida.
 
FELICES FIESTAS

21 diciembre 2014

Amigo invisible 2014

¡Hola tejedores!


Cada año por estas fechas me gusta participar en alguno de los muchos amigos invisibles que se organizan por la blogosfera.
Esta vez me animé con el que organizó Alice del blog En el país de las maravillas y estoy encantada con el resultado :)
Neftis, del blog Nadie está solo, resultó ser mi amiga invisible y... no veas, no veas... el sorpresón que me esperaba.

Ahí va la foto de familia, sí, sí, ¡foto de familia!, de familia numerosa, !casi no me caben en plano!

03 diciembre 2014

#74 ORLANDO de Virginia Woolf

Alianza Editorial
304 páginas
Novela difícilmente clasificable llena de andanzas, de encanto y de maravillosa extrañeza, ”Orlando” (1928) narra los avatares a lo largo de más de trescientos años de quien empieza siendo un caballero de la corte isabelina inglesa y acaba siendo mujer en el siglo XX. Producto en parte de la ambigua pasión de Virginia Woolf (1882-1941) por Vita Sackville-West y antecedente singular del realismo fantástico, la historia de su protagonista, ambientada siempre en sugerentes escenarios e impregnada por la particular obsesión de su autora por el transcurso del tiempo, se desliza como un deslumbrante cuento de hadas ante los fascinados ojos del lector.


En fin, cómo comenzar... es la primera vez que comparto con vosotros mi opinión sobre una prenda cuyos puntos no he recorrido hasta el final :(  Y no es que la haya abandonado para no volver jamas a acariciarla, sino que estoy bastante segura de que quedará dobladita en el cajón durante una buena temporada y para entonces ya no podré compartir mi experiencia con todos los que participáis en el Reto Escritoras Únicas.

Como ya os comenté en la anterior entrada cuando os presentaba a Irene Nemirovsky, tenía muy claro que quería acariciar los tejidos de Virginia Woolf, aguja archiconocida de la que nunca había catado nada, así que me puse a ello y tras unas cuantas vueltas decidí darle una oportunidad a Orlando. 

Imagen de la película
¿Y quién es Orlando? Pues así, sin más complicaciones puedo decir que es  un caballero de la corte isabelina amante de las letras y de otros menesteres poco propios de la nobleza de aquel tiempo. Enamoradizo, poco seguidor de las armas y muy descuidado de lo considerado meritorio en su clase social. Y, como ya podéis intuir... no he llegado a la parte en la que decide cambiar de sexo por lo que desconozco el porqué de su decisión y, reconozco, me puede la curiosidad así que seguramente acabe descubriéndolo aunque sea mas tarde que pronto.