03 diciembre 2014

#74 ORLANDO de Virginia Woolf

Alianza Editorial
304 páginas
Novela difícilmente clasificable llena de andanzas, de encanto y de maravillosa extrañeza, ”Orlando” (1928) narra los avatares a lo largo de más de trescientos años de quien empieza siendo un caballero de la corte isabelina inglesa y acaba siendo mujer en el siglo XX. Producto en parte de la ambigua pasión de Virginia Woolf (1882-1941) por Vita Sackville-West y antecedente singular del realismo fantástico, la historia de su protagonista, ambientada siempre en sugerentes escenarios e impregnada por la particular obsesión de su autora por el transcurso del tiempo, se desliza como un deslumbrante cuento de hadas ante los fascinados ojos del lector.


En fin, cómo comenzar... es la primera vez que comparto con vosotros mi opinión sobre una prenda cuyos puntos no he recorrido hasta el final :(  Y no es que la haya abandonado para no volver jamas a acariciarla, sino que estoy bastante segura de que quedará dobladita en el cajón durante una buena temporada y para entonces ya no podré compartir mi experiencia con todos los que participáis en el Reto Escritoras Únicas.

Como ya os comenté en la anterior entrada cuando os presentaba a Irene Nemirovsky, tenía muy claro que quería acariciar los tejidos de Virginia Woolf, aguja archiconocida de la que nunca había catado nada, así que me puse a ello y tras unas cuantas vueltas decidí darle una oportunidad a Orlando. 

Imagen de la película
¿Y quién es Orlando? Pues así, sin más complicaciones puedo decir que es  un caballero de la corte isabelina amante de las letras y de otros menesteres poco propios de la nobleza de aquel tiempo. Enamoradizo, poco seguidor de las armas y muy descuidado de lo considerado meritorio en su clase social. Y, como ya podéis intuir... no he llegado a la parte en la que decide cambiar de sexo por lo que desconozco el porqué de su decisión y, reconozco, me puede la curiosidad así que seguramente acabe descubriéndolo aunque sea mas tarde que pronto.


Estamos ante una biografía en la que el narrador-biógrafo relata con mucha ironía los avatares de nuestro protagonista. Esa ironía es uno de los puntos fuertes de la historia, me ha arrancado mas de una sonrisa y despertado compasión por el pobre Orlando.

La aguja de Woolf me ha parecido fantástica. Borda con muchísimo cuidado. En esta obra en concreto, no sé en la demás, abundan las metáforas y las perífrasis: es capaz de dar vueltas y vueltas con un lenguaje exquisito y las ideas perfectamente hiladas para construir el hecho concreto que debe ser narrado. Y es justo aquí donde me topé de bruces con mi encrucijada personal: me maravillaba ante esa forma de tejer símiles fantásticos y sin dejar ni un cabo suelto a pesar de lo largo de las oraciones y las ideas, y a la par me alejaba del meollo de la cuestión y me hacia perder interés :( 

Sí, he sabido apreciar la genialidad literaria de esta mujer pero no he logrado hermanar con su historia, al menos con esta, aunque por lo que he podido leer de otras obras suyas... si probara con otro titulo me encontraría probablemente con una experiencia similar. Tal vez me encuentre ante una de esas agujas de las que no paro de atesorar retales que me dejan con la boca abierta pero con cuyas prendas completas no acabo de sentirme favorecida ;-)

Fuente
"[...] Orlando era un Hidalgo que padecía del amor de la literatura. Muchas personas de su
tiempo, aún más las de su rango, estaban al mal y quedaban en libertad de correr, de cabalgar o de enamorarse a su gusto. Pero a algunos los contaminaba un germen nacido del polen del asfódelo, traído por los vientos de Grecia y de Italia, y de naturaleza tan perniciosa que detenía la mano lista para el golpe, velaba el ojo que buscaba su presa y entorpecía la lengua que estaba declarando amor. La faltas naturaleza de ese morbo sustituía a la realidad un fantasma, de suerte que Orlando, a quién la fortuna le había otorgado todos los dones —platería, lencería, casas, sirvientes, alfombras, camas en profusión—, no tenía más que abrir un libro para esa vasta acumulación se hiciera humo. Desaparecían los nueve acres de piedra que eran su casa; se evaporaban los ciento cincuenta sirvientes; se volvían invisibles los ochenta caballos de silla; sería prolijo enumerar las alfombras, divanes, tapicerías, porcelanas, platerías, vinagreras, calentadores y otros bienes muebles, a veces de oro macizo, que se desvanecían bajo la misma como niebla marina. Así era, y Orlando se quedaba sólo, leyendo, un homo desnudo."


¿Y vosotros? ¿Habéis probado a Virginia Wolf? ¿Qué os ha parecido?

20 comentarios:

  1. Esta es una autora con la que no me he estrenado y por un lado me atrae pero por otra parte tengo la sensación de que no me va a gustar, este título no lo conocía pero no me arriesgaré con él, posiblemente tampoco llegaría al final
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará conocer qué tal te ha ido con otro título pues tal vez me anime a intentarlo de nuevo con ella :)
      Un besin

      Eliminar
  2. Woolf es sin duda una gran escritora que creo que hay que pillarla, eso sí, en el momento adecuado. Yo, por ejemplo, hace años empecé La señora Dalloway, pero lo dejé porque pensé que no era para mí. Probablemente, me lo plantee de nuevo dentro de poco y gracias a tu reseña he recordado que es una deuda pendiente.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es la sensación que queda: la de tener una deuda pendiente con ella. Yo también espero saldarla más adelante :)
      Un besin

      Eliminar
  3. No he leído nada de esta autora todavía, y eso que tengo un libro en casa que me regalaron hace años. De momento no tengo previsto ponerme con ella :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Aunque no he leído Orlando, así que no puedo opinar del todo, hasta ahora no me ha ido mal con ella; es una tejedora maravillosa, como dirías tú, pero es verdad que sus puntos son muy complejos y a veces es sencillo perderse en ellos, me pasó con Al faro, pese a que logré recobrar el rumbo. A ver si un día de estos me animo con Orlando, me inspira mucha curiosidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sus puntos son complejos a la par que hermosos (tengo varios retales seleccionados :D), pero es un poquito lo que comentas: es fácil perderse en ellos jeje
      Me planteé Al Faro pero no sé, al final conseguí hacerme con Orlando y me animé a probar :)
      Un besin

      Eliminar
  5. Creo que para empezar conociendo a esta autora Orlando es un plato demasiado fuerte. Quizá el ensayo Una habitación propia o las novelas Al faro o Mrs.Dalloway habrían estado mejor. Tú eso, déjalo reposar para más adelante.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu recomendaciones, Carmen. Probaré con esos títulos :) y sí, hay veces que no es la lectura sino el momento así que ahí se queda: reposando ;-)
      Un besin

      Eliminar
    2. Hola de nuevo, en esta es mi segunda intervención en tu blog.

      Primero escribí para agradecerte el descubrimiento de nuevos autores en una reseña y ahora para empujarte a ti a acabar esta novela.
      .
      No sé si estoy completamente de acuerdo con Carmen en que para empezar con Woolf sean mejor esas novelas que propone... De hecho, si bien es cierto que "Orlando" es una obra muy especial, algo enrevesada en su narrativa, aunque sublime, creo que es de las más fáciles de leer.

      Como apuntas en la reseña, la autora es una maestra en no perder el hilo y, más aún, en ahondar en las circunstancias que rodean al personaje o trazar imágenes que complementan la historia, no en vano es una autora de referencia, nada convencional e, incluso, me atrevería a decir que adelantada a su tiempo.
      Si bien la clave de la obra es el hecho mágico (hace años que la leí pero no recuerdo que se transformara en mujer por decisión propia, si no que un buen día se despertó como tal...) de que se transforma en mujer, que le sirve a Orlando para mirar con otros ojos las convenciones que rigen en el mundo de la mujer, así como los prejuicios contra éstas, debo añadir que la autora aprovecha la historia (y el viaje a lo largo del tiempo de Orlando) para criticar, con fina ironía, otros hechos como el arte (en concreto la literatura). Y como toda gran obra que se precie, la novela no se queda sólo en eso. Ese viaje de el/la protagonista, no sólo es en el tiempo ni en la cultura, va más allá. Wolf se atreve con todo.
      De verdad que te recomiendo que acabes de leer esta novela porque, para mí, Orlando son palabras mayores.

      Por cierto, me leí "Tierra de Sol" y me gustó mucho. ¡Nada que ver con la profundidad de "Orlando"! pero todas las novelas tienen su momento.

      Besucos.

      Eliminar
    3. Me acuerdo perfectamente, bienvenida de nuevo, Mercedes :)
      Sí, esta espinita me la voy a sacar tarde o temprano.
      Muchísimas gracias por comentar, es un placer leerte, de verdad, tú sí que has hecho una reseña magnífica.
      Me alegro mucho de que te gustara 'Tierra de sol' :)
      Un besin

      Eliminar
  6. No he leido nada de la autora y por ahora no creo que me anime.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que escribe maravillosamente bien pero las prisas no parecen ir con ella, yo creo que deberías probar con otra para quitarte un poco la sensación esa. Aún así, lo decíamos en mi reseña, no tiene que gustar a todos lo mismo, está claro. Orlando la dejaré para más adelante y leeré otros títulos antes para decidirme a conocerlo. Gracias por participar y compartir.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a vosotras :)
      Probaré con otros títulos (Carmen me recomienda unos cuantos) pero está claro, no tiene por qué gustar a todo el mundo. La pena que tengo es que me ha maravillado la forma en la que teje las palabras y me da rabia no hacerme con la historia en conjunto :(
      En fin, lo dicho, probaré con otros titulos a ver si me saco la espinita :)
      Un besin

      Eliminar
  8. Coincido con Carmen Forján en cuanto a los títulos para comenzar, incluso me atrevería a decir que Una habitación propia es el más fácil y la propuesta es particularmente interesante para el mundo femenino. Virginia Woolf no es una autora para leer en el metro o mientras se espera en el banco, pero conseguir deshacer el ovillo es un placer mayúsculo. Para mí la mejor parte de Orlando está en las últimas veinte páginas, en las que Woolf se extiende en el tema del paso del tiempo con un lirismo fuera de serie. Es una de mis escritoras favoritas y por mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Taty :)
      Sí, creo que voy a probar con Una habitación propia.
      Ainsss... algún día llegaré a esas últimas 20 páginas.
      Un besin

      Eliminar
    2. Taty, coincido contigo. También es una de mis favoritas :-)

      Eliminar
  9. La tengo pendiente, pero creo que elegiré otro que me pueda gustar más
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Es que Orlando creo que son palabras mayores, pero bueno, al menos has disfrutado de su talento. Quizás a la próxima...A mi me gustó mucho Flush. Gracias por participar. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que no he acertado con el título :-/
      Tomo nota de Flush :)
      Un besin y gracias a vosotras por organizarlo

      Eliminar

¡Ánimate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación, por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)

DISFRUTÉ DEL CALOR...