11 junio 2016

#89 UN REFUGIO EN KATMANDÚ de Ángeles Ibirika


Editorial Planeta
416 páginas
Primer capítulo
Matthew jamás pensó que su exitosa carrera como jugador de béisbol se truncaría por decisión propia; que desaparecería de la faz de la tierra para embarcarse en una peligrosa aventura en el desconocido Nepal; que en la milenaria ciudad de Katmandú, entre tradiciones que ni entendería ni compartiría, encontraría el amor de su vida; que su plan inicial acabaría en desastre y se vería obligado a trazar un desesperado plan B, ni que con el paso del tiempo llegaría a creer que aquello no saldría bien. Sin embargo, siempre supo que llegaría hasta el final arriesgando su libertad, y hasta su vida, si era necesario, para conseguirlo. Pero en la vida, más aún en el país de un millón de dioses, todo ocurre en los momentos más inesperados y por las razones más insospechadas.


Animarme a vestir una prenda de Ángeles Ibirika es siempre una apuesta segura, y es que es una de mis agujas favoritas. ¡Me resulta tan sencillo recorrer los puntos de sus bordados! Cada prenda tiene su propio colorido pero de todas saco algún tono que me enamora.

En esta historia Ángeles abandona su zona de confort en lo que ambientación se refiere, y nos transporta a un lugar y unas costumbres que nada tienen que ver con nuestro mundo occidental. En mi opinión, este es el principal atractivo de esta novela; este y la trama de fondo, de la que no diré esta boca es mía porque otro punto fuerte de esta historia es que desde la primera página estás deseando conocer qué ha movido al protagonista a buscar un refugio en Katmandú.

Hay una historia de amor, ¿cómo no?, pero si buscas género romántico en estado puro... esta NO es tu historia. Hay una temática peliaguda y por desgracia bastante actual de la que, repito, no voy a hablar porque creo que estropearía la experiencia lectora. Y hay una bonita inmersión en la cultura nepalí, por lo que alabo la documentación que está en la base de esta novela.